Cuando una amiga se casa

7.2.19

El sábado, una de mis amigas se casa.

Recuerdo el primer día de clases en la universidad en el que coincidí con ella (E.) y otras cuantas amigas más (J. e I). Como estábamos que no nos lo creíamos nos fuimos a hacer fotos en la puerta principal de la facultad. Y ahí tengo el primer recuerdo de ella.



 https://www.pinterest.es/pin/155233518392056735/
E., iba de dura, de persona que no le afectaba nada, pero estaba segura de que en el fondo era mucho más tierna de lo que era, y acerté. ¿Y qué había? Pues lo que es: una mujer extremadamente inteligente, excepcional como amiga persona y sobre todo como persona, también muy directa: y por eso y por mucho más es imposible no quererla, ella es única.

Nada habría sido igual sin ella, ni J e I, sin esa amistad forjada a horas de clase, de biblioteca y apuntes; de las largas conversaciones sobre cualquier tema que viniera a cuento; de noches de fiesta, cumpleaños y algún que otro viaje. Todos momentos importantes, todos especiales. Podría describir muchos, y de todos guardo muy buenos, pero no quiero dejar que esos momentos tan nuestros dejen de serlo.

El sábado hemos quedado las cuatro otra vez, en esta ocasión a las doce de la mañana en una iglesia de Talavera. Nada atípico o bueno sí: sino fuera porque el lugar no es el habitual, la ropa yo creo que tampoco, el peinado definitivamente no va a ser el habitual...Y bueno, que realmente no vamos solo nosotras, sino también unos cuantos muchos invitados más y el novio, que sin él no hay boda.

Nos espera otro momento para añadir a la lista de "momentos únicos", en el que vamos a ver como nuestra amiga cambia de estado civil, porque en realidad nada o todo eso cambia. Un día muy especial, en la que ella será la novia más guapa y feliz; y en el que sus amigas estaremos disfrutando al máximo de verla disfrutando de su momento, cuidando de que el waterproof no nos traicione cuando las lágrimas de emoción aparezcan.

Te quiero mucho amiga.


No hay comentarios:

¡Déjame tu opinión!